Del Tuyu Noticias
2015 Año Internacional de los suelos
Periodismo Serio y Responsable. 2015 Año Internacional de los suelos
Buscador ( en títulos y notas)
03/04/2017 09:04:07 - Actividades culturales

Mar de Ajó: Se presentó el libro "Prospecciones Preliminares al Litoral Costero de la Región del Tuyú" (716)

El día sábado 1° en el Museo de Mar de Ajó, Diego Gambetta realizó la presentación de su libro "Prospecciones Preliminares al Litoral Costero de la Región del Tuyú",de editorial Dunken. El autor se dirigió al público con las siguientes palabras:
   

Queridos amigos, público presente…Gracias por acercarse hasta aquí en este día tan especial para mi… en esta nuestra casa, el lugar de nuestras inquietudes y virtudes. El Museo  Mar de Ajó!

Al emprender la publicación del presente trabajo divulgativo acerca de la arqueología costera, pido indulgencia y paciencia del público en general.

Encontrarán  reunidas en este libro un gran número de observaciones  sobre la ocupación temprana del hombre en la región de Ajó y Tuyú. Los estudios prehistóricos han sido MUY descuidados hasta ahora en la región,  así que puede decirse que aún están por empezar.

Felizmente mi trabajo de estos años constituye una excepción durante la última década, la creación EN EL ÁREA VECINA DE GRAL. MADARIAGA  POR PARTE DEL FALLECIDO PEPE LORENZO del Museo Tuyu Mapu, con departamento Antropológico y Arqueológico en General Madariaga y los departamentos correspondientes a este pujante Museo de Mar de Ajó, y el Museo  Regional de la Escuela de Bellas Artes de San Clemente, propagarán aún más los conocimientos prehistóricos y aumentarán el número de los entusiastas adeptos a su estudio.

Es mi deseo que este movimiento museológico se comunique también a las regiones hermanas limítrofes de Pinamar Villa Gesell. Y también deseo que en un futuro cercano se puedan realizar estudios superiores con orientación biológica en La Costa.

La presencia humana, y fauna prehistórica sobre estas tierras costeras— esta gran cuestión que desde hace algunos años tanto está dando que hablar a  las regiones vecinas. Ya es tiempo que ocupe seriamente la atención aquí para que, despertando de su letargo, con cada obra pública, los obreros también remuevan los terrenos de las inmensas llanuras costeras HOY MODIFICADAS de estos pagos para poder presentar así a la luz del día, los materiales que han de contribuir de un modo poderoso a la completa solución de esa cuestión, y de un gran número de problemas que nos incumben.

Por mi parte, no voy a hacer más que descorrer una punta de la venda que  a pesar de todo aun encubre la pasada existencia del hombre de Ajó y del Tuyú. Un trabajo que está reservado seguramente a arqueólogos Y GENTE más competentes. Describirle en este libro cronológicamente Y COMO CAPAS DE UNA TORTA…

CLASIFICACIÓN DE LOS TIEMPOS PREHISTÓRICOS EN EL TUYÚ

Desde los modernos a los más antiguos.

1 ESTRATO- Aluviones Recientes fauna INDIGENA y dunas

Época Neolítica  aprox. 1.500 años AP a hoy

2 ESTRATO- Tiempos históricos fauna actual indígena /Fauna  indígena del Mesolltico /Tiempo. POST Ingresion marina y periodo de estabilidad con relleno sedimentario estuarico y cordones litorales de conchillas.

Aprox. 5.000 a 1.500 años AP.

3 ESTRATO- Tiempos de los grandes lagos o albuferas COSTERAS. Extinción de megafauna y periodo de inundación en la región (8.000 A 6.000 años)

4 ESTRATO

Tiempos pampeanos o paleolíticos- Megafauna -Toscas

(Más antiguo que los 8.000 años). ESTA CAPA LE INCUMBE A LA PALEONTOLOGÍA

Abordare este trabajo por la época neolítica local, describiendo los principales objetos de piedra y las alfarerías que de ella hemos encontrado, y los paraderos que he explorado; seguiré con el estudio de la época mesolítica: armas, instrumentos, alfarerías y modo de yacimiento de todos esos objetos. Dando a conocer en cuanto  sea posible los fenómenos  geográficos y geológicos cuaternarios que han dado por resultado la formación de los terrenos de transporte de la zona, haciendo conocer también la fauna que presenció tales fenómenos; y entonces, fuerte y parado en lo que me ha enseñado la experiencia, me lanzare  aunque tentativamente, a encontrar los rastros de la conducta del hombre en plena época pretérita, esforzándome para demostrar las evidencias con las que contamos hasta el momento del modo más evidente y comprensible que nos sea posible  a pesar de la dificultad geológica del tiempo que nos separa como civilización.

Se perfectamente que me expongo a que alguien pregunte quién soy  u con qué derecho me atrevo a sondear una cuestión de tanta importancia. Ni me extrañará tal pregunta.

Altos y egoístas representantes de la ciencia en el Plata ya me la

Han hecho, y con armas nada nobles han combatido los resultados de mi metodología y  trabajo. HASTA Intentando desarticular recientemente mi  último equipo de trabajo, aprovechándose DE mi timidez, bondad y humildad COMO SER HUMANO.

Posiblemente nunca lean en un tratado académico un trabajo por mi ENCABEZADO O EN LOS CREDITOS quien descubrió y describió el último paradero indígena en las dunas vírgenes del Faro Querandí… pero si podrán leerlo aquí.

Recuerdo cuando a mi llegada a La Costa: Algunos “pseudo sabios”, sabelotodo locales QUE TAMBIEN SE CREÍAN ARQUEÓLOGOS, que me han tratado de Joven pretencioso,  fabulero, ignorante y de otras cosas por el estilo, por haber cometido el inmenso delito de afirmar que el hombre habitó las dunas y lagunas costeras también, ya no solo las pampas y pastizales en plena época prehispánica. De modo que debo una contestación anticipada a quienes tal pregunta pudieran hacerme.

Las dunas fueron en el pasado un oasis verdadero de subsistencia, sea temporal o no, no importa ahora, ya leerán en el trabajo; para estos grupos humanos antes de las fundaciones balnearias. Antes de la llamada Conquista del Desierto, antes de instalación oligarca en estos  territorios.

Desde hace diez y siete años que vengo ocupándome del estudio de la geología, la paleontología y la arqueología de la pampa bonaerense argentina.  Estos últimos 10 años explorando a full el litoral costero bonaerense en este género de investigaciones.

Con  buena fe y  agradables ilusiones, los he pasado recorriendo literalmente kilómetros enteros a lo largo de las riberas de  ríos bonaerenses y playas, usando como único medio de locomoción  piernas y teniendo por únicos compañeros una pala y un cuchillo, una piqueta, cucharones y siempre un morral, sin importar las inclemencias climáticas.

Tantos fríos de inviernos  he vivido jornadas enteras removiendo solo o sirviéndome de colaboradores desinteresados los terrenos de las orillas de las lagunas, los ríos y los arroyos de la pampa bonaerense y finalmente últimamente su litoral costero en busca de los restos de los seres que poblaban el suelo pampeano argentino, gracias también a colaboradores hoy presentes entre ustedes

En el transcurso de esos diez años de continuo trabajo aquí, he estudiado hasta en sus más mínimos detalles los terrenos de transporte de la cuenca depresiva del Salado (Formada tras la fracturación de un antiguo supercontinente y no por un disparate o disparatado meteorito) y la Bahía Samborombón; he formado interesantísimas colecciones de fósiles, aumentando con un gran número de especies desconocidas en la zona antes de este trabajo, y he explorado metódicamente varias estaciones o paraderos indios prehistóricos , algunos nuevos, y otros sitios ya conocidos en los años 80, 90´s, de los cuales he recogido actualmente nuevamente objetos de diferentes clases.

Y en el transcurso de ese mismo espacio de tiempo he acopiado los materiales que me han convencido de la gran antigüedad del hombre en el Samborombón hasta la playas de Faro Querandí y Mar Chiquita más recientemente.  Acá vivía temporalmente gente prehispánica señores. Si en las dunas……

Este, mi convencimiento no ha sido, la obra de un día, de algunas semanas o de algunos meses, sino el resultado de diez años de trabajo y recolección de datos, empleados en recorrer la zona, incluso antes de ser residente local, y metodológicamente, siempre en la observación, recolección, clasificación y estudio de las piezas que en estas continuas excursiones y excavaciones conseguí.

Atenido tampoco exclusivamente a mi juicio, he sometido mis trabajos al examen de las personas más competentes de Buenos Aires, en Jornadas, Congresos y Conferencias… Algunas personalidades científicas de Buenos Aires y La Plata, por más que sus apreciaciones no se encontraran concordes con las mías han apreciado mi trabajo y pujancia ante todas mis falencias posibles.

Mi colección de objetos del hombre fósil de la costa está a la altura de colecciones prehistóricas de  grandes museos., y presentados en Congresos de arqueología y paleontología junto a  sabios del Museo argentino de Ciencias Naturales o el de La Plata, donde fueron recibidos con  aprobación, y se ocuparon favorablemente de ellos  a dar a luz  en numerosos libros de resúmenes, muchos de ellos incluidos en el presente ensayo.

Creo entonces que con tales antecedentes tengo derecho para ocuparme de esta cuestión y razones para ser escuchado.

Aún debo hacer una advertencia que, por cierto, no le interesa directamente al público, pero cuya ignorancia podría inducir  a juzgarme desfavorablemente.

En presencia de mis colecciones, se cree  generalmente  que las he formado bajo algún tipo de lucro o con los auspicios y en representación del gobierno municipal; y como tal, debo declarar que las excursiones anteriores al año 2013,  las excusiones y excavaciones que he practicado durante diez años, fueron llevadas a cabo exclusivamente a costa de mis escasos y modestos recursos particulares y familiares. Agradeciendo ahora el apoyo brindando y la confianza para trabajar del municipio local, entonces a partir del 2013 hasta la fecha. Alivianando un poco mis antiguas penurias, puedo salir al campo UN POCO MAS COMODAMENTE, además de atender este museo y sus  tareas.

Los que leerán estas páginas sabrán mi repudio al lujo, a las clases separatistas, y a algunos ventajeros de siempre…

Residiendo anteriormente en Buenos Aires capital, mismo, donde todo el mundo sabe que no tenía recibido ningún subsidio ni apoyo, trabajando en una empresa privada, con bajo sueldo, mis desvelos fueron apreciados por un puñado de gente del MACN BERNARDINO RIVADAVIA apreciados de diferentes modos,  siempre Ad Honorem, mientras estudiaba  en la Universidad del  Museo Social Argentino y principalmente servía como rehén a un cocodrilo aristócrata, sin mayor trascendencia ni honores académicos, solo soñando un futuro prometedor en la ciencia. Así me fui formando lentamente en esos años difíciles. Tropezando, cuestionándome y perdiendo a gente querida, que me hacia replantear el concepto incluso de mi propia existencia… VOLVIENDO a LO NUESTRO.

Por ejemplo, cierto número de personas han pretendido que mis descubrimientos no eran más que el resultado de miras especulativas inspiradas en el alto precio que dicen tienen los objetos pertenecientes al hombre prehistórico  y al  fósil en sí , es cierto que también me he codeado con coleccionistas en mis orígenes. Por eso considero importantísimo declarar que jamás he vendido ni una sola pieza de mis colecciones particulares de estudio, hoy donadas y menos tocado ningún material de nuestros museos , pensando entonces en que llegaría el día de tener un museo donde resguardarlas y mostrarlas al mundo, hoy es realidad y sueño cumplido.

A pesar de haberme hecho proposiciones ventajosas para que  enajenara las colecciones, de cierta gente sin escrúpulos, el día que me mude aquí traslade todas mis piezas de estudio, anticipando mi actual realidad.

Si me he desprendido de una parte de mi colección de estudio los primeros años,  fue para ser depositada cabalmente en el Museo MACN de Buenos Aires y el Museo  Criollo de Liniers donde también colaboraba y en el caso del primero donde me sigo remitiendo, y actualmente en los museos donde trabajo, luego de aquellas primeras excursiones al Río Luján y al Río Reconquista, pero nunca para sufragar  gastos personales.

Para entender las maravillas de nuestra naturaleza es muy necesario vivir en humildad y armonía con el medio…me entienden…?

Siempre firme, hoy actuando bajo la ley de protección de patrimonio arqueológico y paleontológico 25 743.  Aun asimismo, la colección de fósiles y restos arqueológicos de  nuestra propiedad como asociación de fomento en Mar de Ajó, es la más rica en especies y variedad en toda la misma zona atlántica, que posee cualquier Museo regional costero bonaerense, y contiene casi todos los tipos conocidos debe ser estudiada si se requiere pero también devuelta a nuestra comunidad. Y hay más aún, no sólo  he rehusado a enajenar en algunos casos los citados objetos que tengo en mi deposito, sino que, con  futuras colaboraciones  de amigos y colegas, pronto haremos la adquisición de calcos de objetos prehistóricos correspondientes a todas las épocas geológicas de esta parte de la provincia, y así seguramente muy pronto necesitaremos más espacio para estas muestras. 

Pido disculpa al público presente y futuros lectores; y a los que me han condenado sin oírme y me han tratado de incompetente, les recuerdo las palabras del célebre Ameghino  “De la llanura vengo y a ella volveré…” y “ Que nada temo de los altos egoístas representantes de las ciencias politizadas de nuestro país”

A los que mi presencia y dirección aquí molesta,  a los que se jactan de que no hago nada, de los que me llaman joven descuidado, barbudo, comunista, populista etc., etc., si, si si… llamame como quieras. Acá esta el trabajo, hoy frente a ustedes, principalmente.

No se quiere… lo que no se conoce, no se defiende… lo que no se quiere.

Han pasado muchos años ya de mis primeras charlas de estos asuntos… hoy ya la paleontología y la arqueología dejo de ser un tabú para muchos, en estas  pujantes comunidades…

El problema de la existencia del hombre prehistórico del Tuyú, como un hecho de gran interés científico, social y comunitario, tiene necesariamente que pasar por los tres períodos con la mayor exactitud definidos por un investigador, Hallazgo, rotulación y publicación para ser aceptado o refutado.

 Además quiero agregar, por más que mantenga mi convicción íntima y profunda de que mi tesis es correcta,  no podrá ser puesta en duda, no por eso tengo la pretensión de creer que este trabajo está exento de errores. De aquí viene el titulo INFORMES PRELIMINARES… a refutar. Claro. Por que no.

‘En el curso de esta obra tocare cuestiones muy diferentes, relacionadas con diversas ciencias y de una manera especial con la antropología, la arqueología y la geología de nuestro pais. Más de una vez tendré el atrevimiento de enunciar mi opinión con respecto a ciertos problemas que aun no han recibido una solución definitiva y estoy muy lejos de creer que todas mis deducciones puedan estar al abrigo de toda crítica.

No tengo la menor duda de que futuras observaciones, nuevos descubrimientos y hechos hasta ahora desconocidos, han de echar más tarde por tierra una buena parte de este  trabajo preliminar, especialmente en lo que se refiere a la etnografía comparada, a la clasificación de los tiestos dispersos abandonados por estos hombres prehistóricos regionales erróneamente diferenciados en Guaraníes o Querandíes como podrán leer también…, y a la geología de los terrenos cuaternarios de la costa bonaerense en actual destrucción geológica.

Espero esos nuevos materiales que me puedan facilitar, o información DE SITIOS, y me comprometo tomar una participación activa en su recolección, perfectamente dispuesto a rendirme ante las conclusiones a que su estudio conduzca ante grandes académicos.

(El célebre geólogo evolucionista  inglés Carlos Lyell, dijo que sólo podemos llegar a conocer la larga serie de evoluciones que se verificaron durante los tiempos antiguos, por el esfuerzo repetido de especialistas preparados al fracaso parcial de sus primeras tentativas).

 Persuadido YO, de la verdad que encierran las palabras del sabio Geólogo MAESTRO del siglo de las luces, me preparo al fracaso parcial de este trabajo, dispuesto a sacrificarlo ENTONCES…en aras de la verdad que nos llegue a demostrar  a quienes estudiamos estas cuestiones, como a USTEDES los pobladores costeros, AMIGOS, VECINOS, los hechos y descubrimientos que sobrevengan de ahora en más.

(Guiado por tal principio como me enseñó el Dr. José Bonaparte hace unos cuantos años en Capital, y por ser esta obra el comienzo de mi estudio que  propongo hacer extensivo a todas las comunidades del litoral costero de esta Atlántida Argentina, declaro que me harán un gran favor todas aquellas personas que se sirvan comunicarme pública o privadamente sus hallazgos y observaciones con respecto a este humilde trabajo u ensayo, para que así me sea posible enmendarlo y mejorarlo, a fin de llegar por medio de la discusión más fácilmente al conocimiento de la verdad, de tan difícil hallazgo en medio de restos tan incompletos como los que por todas partes pone a  disposición el inmenso archivo geológico sepultado en estos parajes.

Ahora, sólo me resta dirigir algunas palabras a los que, aferrados a creencias de otros tiempos y ligados por artículos DE LA NEW EGE, YA NO SOLO de fe, combaten toda innovación, condenan sin juzgar y SE niegan que el hombre tenga derecho a indagar lo que ha sido su VERDADERO pasado y cuál puede haber sido su origen. Que éstos son los que han hecho una oposición formidable a la existencia del hombre prehistórico y a estos trabajos y han de ser los que combatirán también la posibilidad de la existencia del hombre fósil del Tuyú y Ajó . Claro, confieso que…La ciencia exacta es menos entretenida que hablar de Ovnis o del Hystory Chanel y de que fuimos visitados o intervenidos.

« Creo firmemente que las acusaciones lanzadas contra las tendencias de la ciencia moderna, desde lo alto de las cátedras de los predicadores o profesores de retórica, y oscurantistas modernos, o personas que, no sólo sienten desprecio por estos estudios, sino que ignoran los caminos de la ciencia,  también se han ligado por fórmulas y artículos de fe, desde pequeños, antes que su inteligencia estuviese completamente desarrollada y su saber fuese lo bastante grande para que les fuera dado descifrar, de en medio de esas trabas, lo que es esencial de lo que no lo es.

«Aquí afirmo mi postura que cualquiera que admita  estas fórmulas o artículos sea en parapsicología, criptozoología, filosofía, sea en teología legalista, no puede ser ni un amante de la ciencia natural, ni un juez imparcial de las opiniones ajenas, porque sus ideas preconcebidas le hacen intolerante hasta para las convicciones más honorables y humildes como las que defendemos los naturalistas, de que el hombre proviene de ancestros más humildes ligados unos a otros a todo el reino animal.».

A esos enemigos de toda innovación socio- intelectual y de toda investigación científica pura, como los que tuve la suerte de conocer durante mi crecimiento como infante, de quienes recuerdo,  aunque siempre con cariño, y a quienes de algún modo les podamos demostrar que la fe es fe  y que carecen de base científica, desde el lado que hoy me toca defender, 6.000 años de creación bíblica, no aminorarán el mérito que ante las personas desprovistas de ideas preconcebidas pueda tener este trabajo, con cuya convicción no me reprimiré jamás de exponer mis opiniones con entera franqueza por temor a crítica social o sistemática.

Y a los que llegan hasta negar el derecho que tiene el hombre moderno de indagar su pasado, les observare que más que el derecho creo desde hace muchos años, tener la obligación de tomar parte en los debates que se generen con respecto a la antigüedad del hombre sobre nuestro suelo y que no podemos mirar al futuro verdaderamente sin conocer nuestro verdadero pasado, porque ya es hora de dejar atrás  las antiguas creencias de que somos los hijos perfectos a imagen y semejanza de Dios, ideas erróneas también, de que somos la cúspide de la evolución y preocupaciones sustentadas por el despotismo teocrático que encadena el pensamiento,  que apaga la inteligencia, que embrutece el entendimiento y priva al hombre de su libre albedrío; y porque también creo profundamente que es un deber sagrado de todo hombre libre y amante del progreso, contribuir con todos los medios que estén a su alcance, a que esta transformación social se realice lo más pronto posible. Por el bien de la naturaleza y del hombre mismo.

Si afortunadamente no lo hubiesen comprendido así un gran número de personas ilustres como Darwin o Ameghino,  no se habrían hecho los grandes descubrimientos y adelantos en este ramo del saber humano se han efectuado en estos últimos dos siglos. Hoy nos toca seguir su ejemplo, en una era difícil…

Respeto mucho a todos los que a pesar de la ciencia y el conocimiento, a todos los que no quieren abandonar sus creencias preconcebidas, de todos los que están ligados por fórmulas y artículos de fe. Pero no respetaré a todos los que son enemigos declarados de todo lo que significa progreso en conocimiento, y han puesto en juego un sin fin de mentiras, maldades e intrigas con la intención de reducir a la nada el resultado de miles de observaciones  e investigaciones practicadas en diversos rincones por ciencia verdadera, por notabilidades científicas.

Hoy abundan las “pseudo” ciencias, oscurantistas, tarotistas, ovnilogistas, catastrofistas, etc., etc… esos son los poderosos argumentos con que intentan detener todos los actuales progresos de la ciencia pura, esa es la gran máquina acompañada por los canales de moda y falsos ídolos, y programas baratos, con cuyo poder intentan detener el esfuerzo que hace el hombre sapiente para romper las modas cómodas y tentaciones actuales, por las cuales aún tiene que pasar para completar el desarrollo de su perfeccionamiento moral e intelectual. Y darse el lujo de decir “Soy Libre de Verdad”.

Desde joven en mi cabeza rondaban muchas cuestiones, ajenas a otros niños de mi edad. ¿Negar que la Tierra da vuelta alrededor del Sol porque me dijeron que Josué dijo: Párate, sol y se paró?...  

Afirmar la existencia de un Diluvio universal contra todos los principios de la ciencia moderna, porque así me lo han contado de niño?... ¿Negarme el derecho que tengo de estudiar qué es lo que hay de cierto en el transformismo de Darwin, porque de chiquilín me dijeron que el hombre fue formado con barro?... ¿Negar rotundamente la gran antigüedad del género humano, porque la tradición hebraica  dice que el mundo se creó en siete días y el hombre sólo tiene seis mil años de existencia?...

 ¡No! ¡No!... No me cerraba. . . no jodan dije una vez. Tantas misas como acolito, inútiles ahora. Y aquí estoy,  así empezó todo para mí como naturalista…

El hombre tiene una antigüedad muchísimo mayor que la que se supone la tradición hebraica. Ya es en vano que se pretenda probar lo contrario. En 1859,  el maestro Lyell,  declaro a la faz del mundo que las hachas de pedernal encontradas por Boucher des Perthes padre de la arqueología, en las cercanías de Francia pertenecían  a la época cuarnaria o antediluviana. Pocos años después se invento la arqueología a sí misma. Y examinando los huesos de antepasados y los instrumentos de piedra encontrados en los depósitos de cada región se comprobó la existencia del hombre antidiluviano. Mucho más de dos siglos de descubrimientos memorables, en Asia, Europa, los primeros homínidos de África, el poblamiento tardío de Australia y América; etC., que deberán legarse  a las generaciones venideras para que jamás los olviden, porque han hecho retroceder en los abismos insondables de los tiempos pasados  la existencia del hombre, que la imaginación se espanta al querer calcular y escribir cifras.

 Descubrimientos memorables, porque nos demuestran que el alto grado de civilización, progreso e ilustración a que hemos alcanzado desde un origen humilde, natural  hasta la maquina mayormente destructiva actual en que nos convertimos, representan el trabajo lento, continuado y progresivo de un sin fin de generaciones.  

Descubrimientos maravillosos, porque han echado por tierra todas las suposiciones  teorías, sistemas, tradiciones y leyendas que se habían inventado para explicar el origen, antigüedad y lugar de el hombre en el Universo, abriendo un nuevo e inmenso campo a la prehistoria, a la arqueología, a la etnología, a etnografía y a la genealogía humana, ciencias todas que están llamadas a resolver importantísimos problemas que influirán de un modo poderoso sobre la marcha futura de la humanidad si las dejan trabajar, claro.

Descubrimientos memorables, en fin, porque prueban de que el hombre también sigue la regla general, de todos los restos orgánicos que se encuentran conservados en el vasto archivo de los depósitos fosilíferos de la tierra, son de una escala más elevada y poseen órganos más perfectos cuanto más se acercan a la época actual, y tanto más rudimentarios e imperfectos cuanto más se apartan de ella; prueba elocuentísima del progreso ascensional, sin límites, sin principio, sin fin, eterno, de la naturaleza animada e inanimada, cuyas formas se han sucedido y se sucederán eternamente, desviándose cada vez más de los tipos primitivos, al son de leyes misteriosas que el hombre — la obra más destructiva de la naturaleza actual , el tanque de guerra de Dios, su pseudo hijo a imagen y semejanza— no las ha descubierto sino en parte, no conoce el mayor número \ quizá  esas verdades no las conocerá jamás, Y cuyo secreto está reservado tal vez, si hacemos las cosas bien, en las futuras edades, a seres superiores a nosotros bajo aspecto  moral, de la inteligencia y la razón, y cuya civilización superior soñaban antes de las guerras del siglo XX, antes del inconformismo y el libertinaje, los  grandes sabios como Ameghino, Ambrosetti, José Ingenieros, Mariano Moreno, Hombres de gran moral letras.  Estanislao Zevallos, Espagazini, grandes hombres de la ciencia y la moral repito que desaparecieron a principios del XX. Cuando sea comparada con la presente civilización, resultará esta de hoy, una broma tal vez, o un error del que tuvimos que aprender y pagar caro.

Hoy estoy aquí nombrando a grandes ejemplos como fueron estos hombres de letras y ciencias… con ellos me he formado, a ellos recurro en mi biblioteca cuando creo desviar mi camino. Ameghino, Zevalloz, Ambrosetti, especialmente. Hombres que a pesar de su prestigio rechazaron honores, a las logias y luces del siglo 19… que forjaron el camino con trabajo verdadero, con humildad y esfuerzo.

Permítanme ahora contradecirme en este, mi discurso, esta observación, que ilumine a muchos en su camino este día:

No crean en cosa alguna por oída, no crean en tradiciones por viejas o por haber llegado hasta nosotros a través de muchas generaciones, no crean en cosa alguna por famosa o porque de ella hablan muchos hombres, tampoco crean porque ante ustedes está el testimonio de un antiguo pensante, ni en cosa alguna porque una larga y añosa rutina les induce a suponerla verdadera, no crean solamente fundándose en la autoridad de sus maestros.

Lo que según sus propias experiencias e investigaciones personales correspondan a su razón y sirvan a su bien, a su salud y a todos los seres vivos que nos rodean; ha de ser nuestra verdad y viviremos según su dictado. Recuerden que la ciencia siempre es benévola para quien después de tantos errores revela una gran verdad, pero siempre condena al olvido al crítico infecundo, quien no sabe revelar ni una propia verdad en su vida. Tampoco olviden nunca que la ciencia no se mide por jerarquía académica, sino por los resultados obtenidos… También les recuerdo a los hombres dioses o semejantes a Dios, o como quieran apodarse, para no lastimar sus propios orgullos;  que para  poder comprender la filosofía natural debemos arraigar algunas cosas, costumbres y vicios… y aprender a vivir en humildad y  con armonía con todos los seres vivos. Las otras Naciones que están atrapadas dentro de las   nuestras, pidiéndonos permiso para vivir…incluso sabiendo que estaban antes que nosotros.

Espero no haberlos aburrido y que disfruten de este trabajo científico que hoy  doy a conocer aquí junto a mi profundo pensamiento hoy revelado, lectura científica y divulgativa de forma amena y entretenida para leer.

Solo les recuerdo que los restos del hombre, alfarerías, raspadores y los cuchillos de rodados costeros, recuperados del hombre prehistórico del Tuyú,  nos reclaman nada menos que la larga práctica de experimentados arqueólogos y especialistas para que se distinga en ellos el trabajo de un ser inteligente. Con esto creo haber justificado mi labor en estos asuntos y lo importante para la comunidad de poder contar con un museo donde se muestren estos asuntos…. Espero también poder seguir conduciendo el destino de esta casa por muchos años mas si me lo permiten; y… Zapatero a sus zapatos señores. A trabajar! Muchísimas Gracias!

Aquí les dejo esta nueva contribución queridos amigos, esta será llamada: PROSPECCIONES PRELIMINARES AL LITORAL COSTERO

DE LA REGIÓN DEL TUYÚ, espero la disfruten!

Gracias por la atención y por acompañarme en este momento tan especial  para mí. Gracias a todos.

                                                                           

 





06:04:43 - Actividades culturales[720]
Luis Alberto Fernández, expone en el Museo Santa Teresita




















Ver Publicidad





Ampliar


 Copyright 2001-2013- Del Tuyu Noticias- Directora Antonieta Chiniellato deltuyunoticias@gmail.com| Desarrollado por RUMBO MKT SA